De la mano del Dr. Néstor Braidot, una eminencia sobre la aplicación de las neurociencias a la actividad organizacional, neuromanagement, neuromarketing, neuroliderazgo, neuroeducación, entrenamiento cerebral y autoliderazgo emocional, se celebró este taller en Google Campus, en marco incomparable.
Neurociencia aplicada al eCommerce, su objetivo es llegar a conocer y comprender los niveles de atención que muestran las personas a diferentes estímulos (emociones) y como y de que manera se registan (almacenen)  en el cerebro, así cómo la intensidad de ese registro (memoria a corto o largo lazo). De esta manera se trata de explicar el comportamiento de las personas desde la base de su actividad neuronal y de esa manera intentar adelantarse a la decisión de elección o compra.
 

 neuromarketing 1 opt

 

 
La técnicas de Neurociencia aplicada al eCommerce no son tabla rasa, no toda acción va a tener siempre la misma reacción en cualquier persona, ya que cada uno de nosotros tiene un centro de atención o centros de emoción. Pero lo que si es común  a todos y que  la Neurociencia e demuestra es que hay que centrarse en provocar algún tipo de emoción (de ahí su dificultad,  dada su individualidad). Conseguir emocianar – lo que esta realcionado con ello – quedará de mejor manera registrada en nuestro cerebro y ello hará mas fácil que nuestra marca o producto quede “guardada” en nuestra memoria de la mejor de las maneras.
La Neurociencia aplicada al eCommerce , puede sacar conclusiones muy acertadas y incluso que llegan a sorprender como se ha llegado a ellas, pero no nos engañemos, para ello hay que hacerlo con un equipo humano multidisciplinar y usando  técnicas de análisis y toma de datos  (entre ellas el electro-encefalograma o EEG) , que no está al alcance de todos.
Y aunque quizá son simplistas (la Neurociencia va más allá)  hay ejemplos muy directos y que se pueden poner fácilmente en marcha, solo hay que conocerlos. Estas  y otras deduciones las contemplamos para que puedan llevarse a cabo dentro de nuestros productos La Carte y La Carte-Restaurants.
Por ejemplo  un  estudio de la Cornell University analizó cómo la presentación de los precios en las cartas de los restaurantes cambiaba la percepción de las cosas.
Su investigación permitió extraer algunas conclusiones, que se pueden aplicar de forma sencila:
– Una es que se piden más cosas si los precios son simples. Eliminar los decimales en los precios de la carta hace que los consumidores pidan más cosas.
– Otro es que meter símbolos de moneda en la carta no es nada efectivo: los consumidores son más agresivos a la hora de pedir en grupo o de relacionarse con los demás comensales si los precios de la carta vienen acompañados por un símbolo del euro.
– Otro de los elementos a tener en cuenta es cómo se presentan los precios y cómo se ven en la carta. Si se ponen los precios en columnas alineadas, los consumidores tienden a verlos a modo escáner, fijándose en el precio y no en el producto.
– Igualmente, los productos destacados son los que suelen llamar la atención y ser más pedidos, por lo que ahí deben incluirse aquellos productos que dan mayores beneficios.
– Dar información de lo que van a tomar hace que el cliente se sienta mas seguro. Usar adjetivos en la descripción del plato o producto para que parezcan más deseables, tendrá un efecto directo en cómo pedimos y los pedidos crecen un 27%.
– De igual manera y en otro estudio paralelo, se cita que una foto de buena calidad de un plato o producto, incrementa en más de un el 30 % su venta.